El proyecto tibudrones nace en 2014 por voluntad de dos socios, Federica Pezzoli y Gilberto Gazzi. Ambos Comandantes de Línea Aérea, con años de experiencia en el mundo de la aviación comercial y deportiva. Creemos que el futuro de este sector, en todos los niveles, será más y más orientado hacia la utilización de aparatos a control remoto.

Esto no implica ninguna simplificación en normas ni en procedimientos, por lo contrario, hay que transferir al mundo de los RPAs, toda la experiencia y el modus operandi de la aviación “tripulada”, a fin de dar continuidad al reto que siempre ha caracterizado este sector desde su comienzo, es decir lograr un nivel de seguridad en las operaciones cada día más elevado.

Por esto hemos decidido tomar el desafío y emprender en este sector el cual se ve prometedor y en continuo desarrollo, manteniendo el enfoque serio y profesional que hemos madurado en nuestra carrera de pilotos profesionales.

Nuestra actividad pretende cumplir totalmente con las normas actuales y sus futuras evoluciones. Entendemos que esto pueda ser a veces un límite desde el punto de vista comercial, y de difícil comprensión por parte de potenciales Clientes, pero estamos convencidos de que el respeto hacia las normativas es imprescindible para garantizar la seguridad de las operaciones. Todo eso a beneficio de nuestra Empresa y sobre todos de nuestros Clientes que, al contratar nuestros servicios, tendrán la certidumbre que nadie le puede hacer responsables de algún daño provocado por nuestro trabajo, al tener nosotros el derecho a operar legalmente RPAs y una adecuada cobertura de seguro de responsabilidad civil.

Somos conscientes de que nuestra profesionalidad no es suficiente para proporcionar un servicio impecable en sectores muy distintos y altamente tecnológicos. Por eso hemos establecido relaciones con profesionales especializados en los distintos sectores de aplicación de nuestros aparatos, los cuales se ocuparán de los aspectos más específicos de cada proyecto para garantizar que nuestros Clientes queden plenamente satisfechos con nuestro trabajo.